NUESTRO ESPACIO

Colaborativo Sostenible
Innovador

Hidden Club se emplaza en el patio de una antigua edificación que fuera propiedad de María de la Paz Gumercinda Oribe. Su única heredera, Carmen Clara Sebastián, viuda de Fernández, vivió en la propiedad con sus hijas desde los años 50. La antigua casa familiar, que da al frente, conserva intacta su estructura y fachada original. 

A su patio, un espacio verde de 240m2, con árboles frutales, arbustos y diversa vegetación, se accede desde una puerta a la calle, que pasa desapercibida en el centro histórico de la ciudad. Allí surgió el proyecto “Hidden Club”, iniciándose como un espacio de usos múltiples que será utilizado para diversos fines como el desarrollo de actividades sociales, culturales, artísticas, gastronómicas, educativas, etc.

Emprendimientos con impacto ambiental